PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
AGENCIA DE VIAJES
TOUR OPERATOR

LO NUEVO
EN
ENJOY PERU

por
Enjoy Perú
Viajes y Turismo

  Lo nuevo en Enjoy Peru
REGRESAR A LO NUEVO DE ENJOY PERU... Peru Travel

Paracas y Nazca, Culturas del Desierto

Ica, ciudad capital y región del mismo nombre, está ubicada a 300 km al sur de Lima y 104 km al norte de Nazca, sobre la carretera Panamericana. La región puede ser visitada todo el año, ya que tiene un clima cálido (con una temperatura media anual de 24°C).

En la actual región Ica el hombre de la costa andina, desde hace 1.000 años ac, transformó las limitaciones propias del desierto en oportunidades para el desarrollo de la vida, conocimientos y tecnologías para el manejo del agua. Esta portentosa cultura que inicialmente fue la cultura Paracas permitió el desarrollo de formaciones culturales como lo fue la cultura Nazca y posteriormente la Chincha.

No son claros los antecedentes de la cultura Paracas; lo que sí es evidente son las influencias que recibieron del norte (Callejón de Huaylas), que permitieron la germinación de un desarrollo local que, entre otras cosas, tiene en sus textiles una de las expresiones tecnológicamente más logradas del mundo.

Las extensas llanuras cercanas a Nazca son el escenario de dos importantes obras atribuidas a estas fabulosas culturas:

- Las Líneas de Nazca (geoglifos).
- Los Acueductos de Nazca.

Los geoglifos fueron elaborados sobre el suelo, cuya presencia en las Pampas de Nazca aún son un misterio.

Los acueductos son la solución a su problema de escasez de agua en un área que sobrepasa las 20.000 hectáreas.

Las grandes líneas y figuras se Nazca se hicieron conocidas en 1926, habiendo sido construidas sobre una superficie aluviónica y desértica, que se extiende desde la Pampa de Huayurí hasta el Valle de Nazca. La mayor concentración de geoglifos se encuentra en las Pampas de Jumana y San José, ocupando un área de más de 1.000 km.

Se trata de grandes conjuntos de líneas perfectamente delineadas y que miden entre 30 m y 9 km, con formas entre triangulares o trapezoidales de 200 a 500 m de largo y de 30 a 50 m de ancho, así como figuras con trazos curvos o en forma de animales de hasta 200 m de ancho.

La mayoría fueron hechas en el tiempo de la Cultura Nazca (300 a 500 años dc); sin embargo, hay trazos anteriores y posteriores a esa época.

Hay distintas hipótesis y teorías sobre su significado y función. Algunos estudiosos dicen que se trató de caminos ceremoniales; otros teorizan sobre la posibilidad de signos calendáricos y astronómicos (según María Reiche); otros que fueron escenarios para reuniones sagradas; otros que estaban vinculadas al culto al agua y la fertilidad. Sin embargo, ninguna hipótesis ha sido probada; únicamente se ha demostrado que lo sostenido por diversas teorías es imposible, ya que no se encuentra relación de las líneas con el sol, la luna, los planetas o las estrellas. La verdad es que su función sigue siendo un misterio.
Es necesario señalar una pregunta que muchos se formulan: ¿Por qué han durado las líneas?
Según Duccio Bonavia, el intenso sol de las pampas calienta las piedras, las que irradian un aire caliente sobre la superficie, lo que a su vez sirve de freno a los vientos de la zona. Si tomamos en cuenta que las lluvias son muy ocasionales y de poca importancia se explica la gran estabilidad climática de este desierto y el por qué de la duración de las líneas sin el mayor deterioro.

Desde fines de la década de los treinta distintos investigadores empezaron a investigar los geoglifos de las Pampas de Nazca; uno de ellos, Paul Kosok, sostuvo que se trataba del "Calendario de mayor escala en el mundo". En años posteriores la alemana Maria Reiche dedicaría el resto de su vida al estudio y protección de las famosas líneas.

Maria Reiche, nacida en Dresden /Alemania, matemática de profesión, consideró que la manera más objetiva de intentar entender estas marcas sin caer en especulaciones era tomando sus medidas y orientaciones, analizando sus posiciones en el terreno y las relaciones espaciales entre ellas. Supuso que la posición de cada línea y la dirección que tienen deberían tener un significado. Por esto era importante empezar por descubrir todas las líneas y registrarlas detalladamente en mapas.
Una vez que registró todas las líneas, advirtó que varias de ellas señalarían los puntos por los cuales sale y se oculta el sol, durante determinadas épocas del año, determinando de esta manera los solsticios y equinoccios (inicio y término del verano y comienzo del otoño y primavera); lo que para un pueblo agricultor como el de la Cultura Nazca era muy importante, ya que determinaba con claridad el momento de la siembra, cosecha y regadíos. Esta estudiosa de las Líneas de Nazca murió en Lima en 1998, siendo enterrada en el museo de sitio que lleva su nombre.

Con respecto a la teoría del culto al agua, esta tiene su origen en el planteamiento inicial de Toribio Mejía Xesspe, quien opinaba que las figuras geométricas eran caminos sagrados. Posteriormente Hans Horkheimer, al igual que Tony Morrison, asumen que la zona de las pampas es un enorme lugar ritual con líneas rectas que son caminos ceremoniales y grandes rectángulos que eran utilizados para reuniones religiosas; habiendo realizado bailes y coreografías alrededor y sobre ellas. Basándose en estas ideas, Johan Reinhard pretende explicar su función, para lo cual se vale de datos etnográficos, históricos y ecológicos, como:

- La importancia del agua:
En la zona de las Líneas de Nazca el agua es un elemento muy importante y más aun para un pueblo agrícola. Reinhard recopila una serie de relatos de los cronistas españoles de la conquista, en los que se ve que el culto a las montañas para obtener agua tenía, en esa época, una importancia primordial. Actualmente es posible encontrar, en la zona de Nazca, varios mitos que señalan a montañas y cerros como dioses que controlan la lluvia y fertilidad de los campos

- Los 'Ceqes'
En las crónicas existen referencias al uso de las líneas rectas como senderos sagrados o 'Ceqes', para los cuales la gente se dirigía hacia ciertos cerros o elevaciones para realizar ceremonias de culto a las montañas. En la actualidad, en las Pampas de Nazca, es posible ver muchas líneas rectas que se dirigen hacia los cerros, sobre los cuales se han encontrado ruinas. Otras concluyen en grandes rectángulos o triángulos, donde se han encontrado conchas de mar que habrían sido dejadas como ofrenda.

- Espirales y zigzag
Los espirales serían una representación derivada de los caracoles marinos que, como mencionamos antes, son importantes en los ritos, ya que simbolizan al agua; los zigzag podrían estar representando ríos o relámpagos.

Como se podrá apreciar, podríamos seguir con un sinnúmero de teorías que tratan de explicar esta maravilla, solo nos queda apreciar en su real magnitud este legado de los antiguos peruanos.