PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
AGENCIA DE VIAJES
TOUR OPERATOR

AYAHUASCA

por
Enjoy Perú
Viajes y Turismo
Enjoy Peru Travel
Enjoy Perú Viajes
Página Principal
Mapa del Sitio
Viajes y Turismo
en Perú
Cusco
Machu Picchu
Lima
Camino Inca
Choquequirao
Puno
Líneas Nazca - Paracas
Arequipa
Colca
Huaraz-Callejón de Huaylas
Ayacucho
Cajamarca
Trujillo
Cotahuasi
Playas del Norte
Chachapoyas
Kuelap
Manu
Iquitos
Tarapoto
Tambopata
Puerto Maldonado
PERU
Mapa del Perú
Fotos y Galería Multimedia de Perú
Crónicas de Viaje
Enjoy Perú
Temas Especiales
Revista "Conozca Perú"
Ayahuasca
Medicina Tradicional

Turismo Rural
Cosmovisión Andina
Calendario Turístico
Manual de Supervivencia en la Selva
Gastronomía Peruana
Tour Operador y
Agencia de Viajes


ENJOY PERU S.A.
Oficinas Principales
Schell 343 - Of. 607
Miraflores - Lima 18
PERU
Tel: +51 1 702-2000
Fax: 511-445-1750

LLAMADA GRATUITA:
USA: 1-800-790-2961

www.enjoyperu.com



  AYAHUASCA
Tours en Perú Deportes de Aventura en Perú Naturaleza en Perú
Hoteles en Perú Información Util de Perú Testimonios
Responsabilidad Social Empresarial
Peru Travel
Líneas Gratuitas: USA: 1-800-790-2961
Línea Local:   España - Barcelona: 0034-931846831   Argentina - Bs. As.: 0054-1159175461
UK - Londres:   4-203-393-8867

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 9 am - 6 pm     GMT - 5 horas

AYAHUASCA

CAPITULO PRIMERO:
"La Televisión del Monte"

Jeremy Narby un francés de 25 años, antropólogo, en el año 1985 visitó la comunidad nativa de los Ashánincas ubicada entre el Valle del Pichis y el Perené, en la Selva Central del Perú.

Su interés era realizar una investigación antropológica a fin de lograr un doctorado en antropología en una universidad estadounidense. En el inicio de su investigación descubre que todo el conocimiento biológico de la comunidad estaba basado en la interpretación de lo que percibían mediante la ingesta de una bebida llamada "ayahuasca" los "chamanes" de la comunidad. Estos "chamanes" de la amazonía eran los ayahuasqueros.

Su incógnita era cómo poder interpretar todo este concepto novedoso para él y entender su verdadero sentido.

Quería tocar el tema de manera sensata para no caer en subjetividades que al final fueran contraproducentes.

Considerando el interés del gobierno peruano de ese entonces de confiscar tierras a los nativos argumentando que las actividades extractivas que realizaban se traducían en un uso irracional del bosque y que la mejor alternativa para el desarrollo económico del país era talar y crear campos de cultivo. Narby entendió que su investigación era vital para defender la concepción que los nativos tenían de la amazonía dentro de un sistema que conservó el bosque por siglos.

Esto a su vez contribuiría a que los ashánincas lograran el reconocimiento, por parte del estado peruano, de sus territorios.

En medio del contacto entre Narby y la comunidad se presentaron dudas acerca de los intereses del antropólogo.

El interés de Narby por el conocimiento botánico de los ashánincas lo llevó a coleccionar algunas especies de plantas y eso creo incertidumbre entre las personas. Pensaban que lo que buscaba el antropólogo era hacer un negocio basándose en el conocimiento que ellos tenían acerca de las plantas.

Considerando la desconfianza justificada por más de una mala experiencia que podían haber experimentado con foráneos, Narby decide devolver las muestras y así todo el clima volvió a la calma.

En el trato cotidiano con los distintos grupos que departió dentro de la sociedad asháninca, conoció a Ruperto, un ayahuasquero que le propone, para acercarse más al entendimiento de la selva, que tome ayahuasca. Ruperto le dio algunas indicaciones y pasaron días antes de la experiencia.

Visiones de
una Pintora Amazónica,
Gladys Zevallos
Icaros - Cánticos de la Madre Ayahuasca
 
INTRODUCCION DE AYAHUASCA
Ensayo del Libro La Serpiente Cósmica de Jeremy Narby por Patricia Burgos
Capítulo Primero:
  "La Televisión del
  Monte"
Capítulo Segundo:
  "Los Antropólogos
  y Los Chamanes"
Capítulo Tercero:
  "La Madre de la
  Madre del Tabaco
  es una Serpiente"
Capítulo Cuarto:
  "Realización en
  Río"
Capítulo Quinto:
  "Estereogramas"
Capítulo Sexto:
 "Correspondencias"
Capítulo Séptimo:
  "Mitos y
  Moléculas"
Capítulo Octavo:
  "Los Ojos de la
  Hormiga"
Capítulo Noveno:
  "Receptores y
  Emisores"
Capítulo Décimo:
  "El Angulo Muerto
  Biológico"

El Uso de la Ayahuasca y de otras plantas medicinales en el tratamiento de toxicómanos
Experiencia Personal
REVISTA ANDARES

Ayahuasca, la madre del mundo
Narby aún con dudas no había seguido las directivas del ayahuasquero previas a la ceremonia.

Aquí una descripción basada en las notas tomadas por Narby la noche siguiente a la ceremonia de ayahuasca:

Primero, Ruperto nos aspergió con agua perfumada (agua florida) y nos ahumó con su tabaco. Seguidamente, se sentó con nosotros y comenzó a silbar una melodía de una belleza sorprendente.

Veía ya imágenes calidoscópicas delante de mis ojos, pero no me sentía bien. A pesar de la melodía de Ruperto, me levante para ir a vomitar. Habiendo eliminado los restos del venado y la yuca frita regresé a mi asiento, aliviado. Ruperto me dijo que, sin duda, yo había también arrojado la ayahuasca y que si quería podía volver a tomarla. Acepte. Verificó mi pulso y me declaro bastante fuerte para una dosis "regular", que yo tragué.

Ruperto volvió a silbar mientras me instalaba en posición sentada en la oscuridad de la plataforma. Imágenes comenzaron a inundar mi cabeza. En mis notas, las describo como "inhabituales o espantosas: un agutí que muestra sus dientes y cuya boca esta ensangrentada, serpientes multicolores, muy brillantes y centelleantes, un policía que me causa problemas, mi padre que me mira con aire preocupado".

Me encontré encerrado por lo que percibí como dos gigantescas boas, de un tamaño aproximado de sesenta centímetros de alto de doce a quince metros de largo, estaba totalmente aterrado. "Estas serpientes enormes están allá, tengo mis ojos cerrados y veo un mundo espectacular de luces brillantes, y en medio de pensamientos enredados las serpientes comienzan a hablarme sin palabras. Me explican que no soy más que un ser humano. Siento mi espíritu quebrarse, y en la grieta veo la arrogancia sin fondo de mis a priori. Es profundamente verdadero que yo no soy más que un ser humano y que la mayor parte del tiempo tengo la sensación de comprenderlo todo, mientras que aquí me encuentro en una realidad más poderosa que no comprendo de manera alguna y que incluso, en mi arrogancia, ni sospechaba que existiese. Tengo ganas de llorar ante la enormidad de estas revelaciones, pero me viene la idea que esta autocompasión hace parte de mi arrogancia. Tengo tal vergüenza que no oso más tener vergüenza. No obstante, debo vomitar de nuevo".

Me levante totalmente desorientado, y, pidiendo muy sinceramente perdón a las serpientes fluorescentes, las salté como un sonámbulo ebrio y me dirigí hacia el árbol situado al lado de la casa, más debajo de la cocina.

Si relato ahora esta experiencia con palabras sobre papel, en el momento el lenguaje mismo me parecía insuficiente. Ensayé nombrar lo que veía y las palabras, la mayor parte del tiempo, no ligaban con las imágenes. Esta situación era profundamente torturadora, como si mi última atadura con la "realidad" hubiese sido cortada. Por lo demás, ella parece aquí ser un recuerdo lejano y unidimensional. Sin embargo, llego a comprender mentalmente mis sentimientos, como "pobre pequeño ser humano que ha perdido su lenguaje y que se apiada de si mismo".

No me había sentido jamás tan profundamente humilde hasta ese momento. Apoyado contra el árbol volví a regurgitar. En Asháninca, ayahuasca se dice kamaramí, del verbo kamarank, vomitar. Cerré los ojos y no vi mas que rojo. Vi el interior de mi cuerpo, rojo.

"Regurgito no un líquido sino un color, rojo eléctrico, como sangre. estoy mal de la garganta. Abro mis ojos y siento presencias a mi lado, una presencia oscura a mi izquierda, a cerca de un metro de mi cabeza, y una clara a mi derecha, también a un metro. Como estoy volteando más hacia mi izquierda no estoy molesto por la presencia oscura, porque estoy conciente de ella. Pero me sobresalto cuando me hago conciente de la presencia clara, y giro a mirarla no llego verdaderamente a verla con mis ojos, me siento tan mal y controlo tan poco mi razón que no tengo verdaderamente deseo de verla. Guardo bastante lucidez para saber que no estoy vomitando sangre. Después de un momento me pregunto que hay que hacer. Tengo tan poco control que me abandono a instrucciones que parecen venir del exterior mío (¿de la presencia obscura?): ahora es tiempo de parar de vomitar, ahora es tiempo de escupir, de sonarse la nariz, de enjuagarse la boca, de no tragar agua. Tengo sed pero mi cuerpo me impide beber".

En un momento dado, en medio de estas abluciones, levanté la cabeza y vi a una mujer asháninca, vestida con una larga toga tradicional de algodón (cushma), que se detenía a unos siete metros de mí. Tenía aire de estar en levitación por encima del suelo. La vía en la oscuridad, que se había vuelto clara. La luz se parecía a aquella de esas películas viradas en "noche americana", es decir, de día con un filtro oscuro para hacer creer en la noche. Mirando a esta mujer, que me observaba en silencio en esta noche súbitamente clara, quede de nuevo profundamente anonadado por la familiaridad de esta gente con una realidad que transformaba mis axiomas y de la cual era totalmente ignorante.

"Todavía muy confundido estimo que he acabado, e incluso me enjuago la cara, y regreso maravillado por el hecho de haber acertado cumplir con todo esto complacientemente solo. Dejo el árbol, la cocina, las dos presencia y la mujer flotante, y retorno hacía el grupo. Ruperto pregunta: "¿Es que te han dicho de no tragar agua?" Respondo: "Sí" "¿Estás mareado?" "Sí". Me instalo y él reinicia su canto. Jamás escuche música más bella, pequeños estremecimientos fluidos, una voz alta, en el límite del gorjeo. La sigo y tomo mi vuelo. Vuelo por los aires, centenas de metros por encima de la tierra y, mirando hacia abajo, veo un planeta todo blanco. De golpe, el canto se detiene y me encuentro abajo diciéndome: "No es posible que se detenga ahora" No veo más que imágenes confusas con cierto contenido erótico, ¡como una mujer con veinte senos! Él reinicia su canto y veo una hoja verde, con sus nervaduras, luego una mano humana, con las suyas, y así seguido sin descanso. Es imposible recordarse de todo".

Poco a poco las imágenes se van esfumando. Estaba agotado. Un poco después de medianoche, me adormecí.


Ensayo del Libro La Serpiente Cósmica de Jeremy Narby por Patricia Burgos
CAPITULOS:


1  2  3  4  5  6  7  8  9  10


 
ISO 9001 : 2000
CERTIFICACION
Asesoría de Viajes,
Gestión de Operación Turística
&
Comercialización Electrónica de Boletos Aéreos

Pago en Línea




NUESTROS SITES DE VIAJES Y TURISMO
EN PERU
Cusco Perú
Machu Picchu
Camino Inca
Fotos de Perú
Hoteles en Perú Reservaciones
Vuelos en Perú

NUESTROS SITES EN AMERICA LATINA
ARGENTINA
Viajes & Tours
PATAGONIA
Viajes & Tours
CHILE
Viajes & Tours
ECUADOR & GALAPAGOS
Viajes & Tours
BOLIVIA
Viajes & Tours
MEXICO
Viajes & Tours
BRASIL
Viajes & Tours
COSTA RICA
Viajes & Tours







 


PERU TRAVEL | PERU REISEN | PERU VOYAGE | PERU VIAGGI | TURISMO EN PERU | PERU VIAGEM
Términos y Condiciones | Créditos del Site | Contactar Webmasters
Andinismo Pesca Parapente Cabalgata Ciclimo de Montaña Off Road 4x4 Canotaje
Escalada de Montaña Caza Submarina Tabla Caminata
Parques Nacionales Botánica Caza Fotografica Entomología Espeología Mariposas
Orquídeas Observación de Aves Selva


Actualización:  ©ENJOY CORPORATION S.A. Derechos Reservados.
 
PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
TRAVEL AGENCY
TOUR OPERATOR