PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
AGENCIA DE VIAJES
TOUR OPERATOR

HUANCAVELICA EL CIRCUITO CHASKA

PERU

por
Enjoy Perú
Viajes y Turismo
Enjoy Peru Travel
Enjoy Perú Viajes
Página Principal
Mapa del Sitio
Viajes y Turismo
en Perú
Cusco
Machu Picchu
Lima
Camino Inca
Choquequirao
Puno
Líneas Nazca - Paracas
Arequipa
Colca
Huaraz-Callejón de Huaylas
Ayacucho
Cajamarca
Trujillo
Cotahuasi
Playas del Norte
Chachapoyas
Kuelap
Manu
Iquitos
Tarapoto
Tambopata
Puerto Maldonado
PERU
Mapa del Perú
Fotos y Galería Multimedia de Perú
Crónicas de Viaje
Enjoy Perú
Temas Especiales
Revista "Conozca Perú"
Ayahuasca
Medicina Tradicional

Turismo Rural
Cosmovisión Andina
Calendario Turístico
Manual de Supervivencia en la Selva
Gastronomía Peruana
Tour Operador y
Agencia de Viajes


ENJOY PERU S.A.
Oficinas Principales
Schell 343 - Of. 607
Miraflores - Lima 18
PERU
Tel: +51 1 702-2000
Fax: 511-445-1750

LLAMADA GRATUITA:
USA: 1-800-790-2961

www.enjoyperu.com



  Andares - Enjoy Peru
Tours en Perú Deportes de Aventura en Perú Naturaleza en Perú
Hoteles en Perú Información Util de Perú Testimonios
Responsabilidad Social Empresarial

Líneas Gratuitas: USA: 1-800-790-2961
Línea Local:   España - Barcelona: 0034-931846831   Argentina - Bs. As.: 0054-1159175461
UK - Londres:   4-203-393-8867

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 9 am - 6 pm     GMT - 5 horas


Página Principal

ANDARES

HUANCAVELICA EL CIRCUITO CHASKA - Segunda Parte

Cinco minutos antes de llegar a Yauli nos detenemos en lo alto del camino para contemplar el hermoso paisaje de las viviendas construidas sobre terrazas superpuestas, con sus techos de tejas rojas (no faltan los horribles techos de calamina) rodeadas de bosques de eucaliptos y a orillas de las pequeñas playas de arena del río Ichu.
Cuando llegamos la feria estaba en su esplendor. Decenas de puestos invaden las angostas calles del pueblo ofertando su multicolor indumentaria textil: faldas, chumpis; "manquitos", chalecos, gorras, pasamontañas, madejas de lana etc. confundidas entre ropa y otros atuendos "limeños".
Camino a la Plaza de Armas llegamos a un colegio donde se celebra la feria "oficial" con la exhibición de su artesanía textil y la gran variedad de papas, olluquitos casi fosforescentes y aves de corral. Resulta lamentable, empero, que la tradicional Plaza de Armas yaulina haya sido demolida para construir un enorme parque que rinde homenaje a la huachafería "modernista" impuesta también en otros poblados de toda la zona andina del Perú.
Esta "moda" de ciertos alcaldes contrasta con los esfuerzos de promoción turística que se vienen aplicando en todos los países de influencia hispana, donde las pequeñas ciudades y villas se han convertido en reservas urbanas que conservan su arquitectura tradicional de casonas con arcos, columnas y balcones de madera, techos de tejas y pistas adoquinadas.
Luego de adquirir las finas prendas de vestir yaulinas, de gozar la hospitalidad de su gente y de "quemar" una docena de rollos fotográficos, nos detuvimos a descansar en la estación del tren para retornar a Huancavelica y seguir camino hacia el circuito de aventura en Choclococha y Castrovirreyna.

El destello de Choclococha
Luego de un merecido descanso en Huancavelica emprendimos el camino hacia el circuito de aventura en Choclococha, al suroeste de la ciudad, siguiendo el antiguo camino que va hacia Ica y Ayacucho. Para variar, nuestro guía Juan Rojas de la Cruz llegó puntual ("hora huancavelicana dicen ellos-) con su pequeño pero cumplidor Ford Festiva.
Cuando se acabó la pista asfaltada de la ciudad e iniciamos el camino afirmado que va hacia Choclococha comprendimos que no le faltaba razón a Juanito cuando afirmó que no hace falta una camioneta 4x4 para recorrer Huancavelica: el "FFF" ("Fierrazo Ford Festiva") se agarró muy bien del camino y trepó sin mucho esfuerzo por los intrincados e impresionantes caminos cordilleranos.
Rodeados de montañas y con el curso del río Ichu al lado del camino (en algunos tramos casi 100 metros abajo), el viaje hacia Choclococha es inolvidable. A sólo media hora de la ciudad nos detuvimos para visitar una pequeña capilla dedicada a la imagen del Niño de Lacchocc y erigida al borde de un abismo donde, según la historia, don José Avelino Cáceres les paró el macho a las tropas chilenas simulando un aunque patriota. Luego se sabría que sus "tropas" fueron manadas de llamas que al trotar levantaron una gran polvareda que espantó a los invasores. Gracias al ardid, el Brujo de los Andes pudo continuar su larga campaña de hostilización contra los chilenos, amparándose en los disciplinados y aguerridos soldados huancavelicanos.
Una emoción antigua nos embarga mientras visitamos la zona. Imaginamos el trajín de aquellos anónimos soldados que soportaron el hambre y la fatiga en sus largas marchas hostilizando a un enemigo bien pertrechado y victorioso. Imaginamos su cansancio, el insoportable frío de las madrugadas, los alimentos escasos, la precariedad de sus armas y uniformes.
Imaginamos su valor a prueba de balas, sus nostalgias familiares, su rencor al ver sus tierras asoladas y sus pueblos saqueados por el enemigo.
Kilómetros más allá nos topamos con un espectáculo típico de los Andes peruanos: dos comuneros arriaban su manda de llamas para atravesar el vetusto puente de madera sobre las torrentosas aguas del río Ichu. Venían de las comunidades campesinas (luego de tres a cuatro días de caminatas por la puna) donde aun se comercializa con el viejo sistema del trueque. "De no ser por el jean que vestían los arrieros esta imagen pudo suceder hace quinientos años" comentamos observando el trajín de los arrieros.
Desde allí el camino se va empinando hasta ganar las alturas de Pukapampa, enormes estepas cubiertas de ichu donde pastan las manadas de alpacas e las comunidades vecinas. El camino afirmando se hace más transitable conforme vamos ascendiendo hasta que el altímetro nos indica los 4,950 metros sobre el nivel del mar.
El paisaje luce salpicado de pequeñas cochas donde observamos a las esbeltas pariguanas tratando de librar sus largas patas de las aguas congeladas. A su lado cientos de patos silvestres navegan tranquilamente mientras que las gaviotas andinas planean sobre las superficie buscando peces.
De pronto frenamos intempestivamente para no arrollar a un halcón que trata de tomar vuelo llevando en sus garras un pequeño roedor. Asustada por la aparición de nuestro coche, el ave abre sus grandes alas y se eleva imponente hacia la cima de la montaña más cercana.
Son las once de la mañana cuando nos detenemos para observar a decenas de vizcachas tomando sol en las faldas pedregosas de las montañas. Jamás hemos visto tantos de estos roedores saltando entre las piedras, asustados por nuestra presencia.
Seguimos camino cruzando los pequeños poblados de la zona, habitados por ganaderos y pequeños campesinos que logran arrancar a la puna escasas cosechas de tubérculos. Resulta paradójico comprobar que no cuentan con agua potable, desagües o luz eléctrica en sus pequeñas cabañas de adobe, pese a que sobre sus techos cruzan los cables de alta tensión provenientes de la central hidroeléctrica del Mantaro. Sobre ellos pasa la energía suficiente para dar electricidad a la mitad del Perú, pero en sus choza: se siguen alumbrando con viejos lamparines a kerosene, cocinando con bosta seca de su ganado y conectándose con el mundo exterior en sus pequeños radios a baterías.
Todas estas ideas las comentamos durante el viaje cuando nos interrumpe la impactante imagen de la laguna Pultuq ("riqueza"), con sus aguas celestes reflejando el color del cielo andino. Una bandada de patos silvestres y garza toma vuelo cuando frenamos para fotografía esta bella laguna que, según la leyenda, esconde en sus abismos una mina de oro.
Desde ahí el paisaje se anima, se inunda de color, obligándonos a detener el coche en lo que parece un enorme jardín de flores blancas que brillan reflejando el sol. Al acercarnos comprobamos que se trata de un puquio de aguas congeladas formando caprichosas flores de hielo sobre el pasto helado de la puna Sentimos cómo el sol del mediodía nos quema el rostro, sin embargo, una gruesa capa de hielo mantiene congeladas las pequeñas caídas de agua.






 
ISO 9001 : 2000
CERTIFICACION
Asesoría de Viajes,
Gestión de Operación Turística
&
Comercialización Electrónica de Boletos Aéreos

Pago en Línea




NUESTROS SITES DE VIAJES Y TURISMO
EN PERU
Cusco Perú
Machu Picchu
Camino Inca
Fotos de Perú
Hoteles en Perú Reservaciones
Vuelos en Perú

NUESTROS SITES EN AMERICA LATINA
ARGENTINA
Viajes & Tours
PATAGONIA
Viajes & Tours
CHILE
Viajes & Tours
ECUADOR & GALAPAGOS
Viajes & Tours
BOLIVIA
Viajes & Tours
MEXICO
Viajes & Tours
BRASIL
Viajes & Tours
COSTA RICA
Viajes & Tours







 


PERU TRAVEL | PERU REISEN | PERU VOYAGE | PERU VIAGGI | TURISMO EN PERU | PERU VIAGEM
Términos y Condiciones | Créditos del Site | Contactar Webmasters
Andinismo Pesca Parapente Cabalgata Ciclimo de Montaña Off Road 4x4 Canotaje
Escalada de Montaña Caza Submarina Tabla Caminata
Parques Nacionales Botánica Caza Fotografica Entomología Espeología Mariposas
Orquídeas Observación de Aves Selva


Actualización:  ©ENJOY CORPORATION S.A. Derechos Reservados.
 
PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
TRAVEL AGENCY
TOUR OPERATOR