PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
AGENCIA DE VIAJES
TOUR OPERATOR

LA PAMPA ES UNA FIESTA

PERU

por
Enjoy Perú
Viajes y Turismo
Enjoy Peru Travel
Enjoy Perú Viajes
Página Principal
Mapa del Sitio
Viajes y Turismo
en Perú
Cusco
Machu Picchu
Lima
Camino Inca
Choquequirao
Puno
Líneas Nazca - Paracas
Arequipa
Colca
Huaraz-Callejón de Huaylas
Ayacucho
Cajamarca
Trujillo
Cotahuasi
Playas del Norte
Chachapoyas
Kuelap
Manu
Iquitos
Tarapoto
Tambopata
Puerto Maldonado
PERU
Mapa del Perú
Fotos y Galería Multimedia de Perú
Crónicas de Viaje
Enjoy Perú
Temas Especiales
Revista "Conozca Perú"
Ayahuasca
Medicina Tradicional

Turismo Rural
Cosmovisión Andina
Calendario Turístico
Manual de Supervivencia en la Selva
Gastronomía Peruana
Tour Operador y
Agencia de Viajes


ENJOY PERU S.A.
Oficinas Principales
Schell 343 - Of. 607
Miraflores - Lima 18
PERU
Tel: +51 1 702-2000
Fax: 511-445-1750

LLAMADA GRATUITA:
USA: 1-800-790-2961

www.enjoyperu.com



  Andares - Enjoy Peru
Tours en Perú Deportes de Aventura en Perú Naturaleza en Perú
Hoteles en Perú Información Util de Perú Testimonios
Responsabilidad Social Empresarial

Líneas Gratuitas: USA: 1-800-790-2961
Línea Local:   España - Barcelona: 0034-931846831   Argentina - Bs. As.: 0054-1159175461
UK - Londres:   4-203-393-8867

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 9 am - 6 pm     GMT - 5 horas


Página Principal

ANDARES

LA PAMPA ES UNA FIESTA

Escribe José Alva
Fotos: Flor Ruiz

Son las cinco de la mañana, minutos más minutos menos. Un recio comunero me despierta retirando las matas de ichu que cubren mi bolsa de dormir: "vamos, compañero, el chaccu está empezando". Entumecido por el frío a duras penas logro empacar mi bolsa y cargar mi mochila mientras el viento gélido me hiere el rostro. No lo puedo creer he dormido con el jean puesto, dos pares de medias, botas de campaña, dos polos de algodón de manga larga, una gruesa chompa de alpaca y mi pesada casaca impermeable, sin embargo, estoy tiritando de frío y siento como si la sangre se me hubiera congelado en las venas. A poco más de 4,500 metros sobre el nivel de la Costa Verde me hacen falta dos pulmones más para capturar el escaso oxígeno del ambiente mientras los agitados latidos de mi corazón retumban en mis sienes.
Hacia el este, allá sobre la cima del Apu Kuntur, el cielo se torna azul anunciando el alba. La esperanza de un rayito de sol sobre mí congelado cuerpo me hace ferviente adorador del Inti, el sol, ese viejo dios andino. A paso lento me acerco al riachuelo para acicalarme y espantar el sueño lavándome la cara, pero es inútil pues el cauce está congelado con una gruesa capa de hielo debido a los cinco grados bajo cero que tuvo que soportar durante la madrugada. Unas palmadas sobre el hombro me terminan de despertar. "Tómese un calientito para espantar el frío, compañero-me dice un anónimo comunero mientras me ofrece una jarra de aguardiente mezclado con algo que tiene sabor a emoliente. No sé qué estoy tomando pero lo importante es que la vida vuelve a mi cuerpo, que mi sangre se descongela, que siento un torrente de calorcito devolviéndome el fervor. Poco a poco las luces del amanecer me permiten vislumbrar las sombras que andan apuradas a mi lado. Decenas de comuneros vistiendo sus ponchos multicolor o sus casacas cerradas hasta el cuello con la capucha cubriendo sus cabezas, avanzan hombro a hombro formando un enorme cerco humano en torno a las manadas de vicuñas.
Sus rostros de bronce curtidos por el sol y las heladas, su mirada fija adivinando el camino, me hacen pensar en algún mensaje genético inalterable que los hace repetir el antiquísimo ritual del chaccu: la caza colectiva de la vicuña, ese bello camélido sudamericano que se negó a la domesticación y que lleva enredada en su finísima fibra la solución a la pobreza que durante siglos agobia a las comunidades de campesinos y ganaderos altoandinos.
De pronto el lejano tronar de los waqrapuqus rompe el silencio de la planicie y los dos mil comuneros responden a esa señal con el atronador grito de batalla "!!chaccu!!, ¡!chaccu!!", mientras aceleran la marcha como si asistieran a un combate cuerpo a cuerpo, formando un enorme cerco en torno a las espantadas vicuñas que creen escapar sin imaginar que van cayendo en la trampa, en un inmenso embudo de mallas y postes instalado la noche anterior en las llanuras de Pampa Galeras, la Reserva Nacional dedicada exclusivamente a la protección y cuidado de la vicuña.
Con la adrenalina al tope voy siguiendo a los comuneros, corriendo y gritando, exaltado, haciendo aspas con los brazos para espantar a las vicuñas que están a mi alcance y evitar que huyan del cerco humano, del fantástico chaccu, una ceremonia que desde hace cinco años congrega cada 24 de junio a los comuneros de las alturas de Lucanas, en Ayacucho.
Una hora más tarde, cientos de vicuñas yacen atadas en el enorme corral, esperando su turno para ser trasquiladas con tijeras de acero o rasuradores eléctricos. La fiesta ha comenzado: los míticos danzantes de tijeras hacen de las suyas en los alrededores del recinto, exigiendo la bendición de los apus, llamando a las divinidades telúricas para exigirles el Inkarri, rezando a las pacarinas mientras un ejército de comuneros vistiendo atuendos incaicos inician la verdadera ceremonia del Inti Raymi, la Fiesta del Sol, tal y como se desarrolló en los mejores años del Tawantinsuyo.
De pronto el Inca aparece en andas vistiendo sus atuendos de rigor, cubierto con una fina capa de fibra de vicuña símbolo de su poder divino, y rodeado de un ejército de guerreros finamente ataviados. La ceremonia culmina cuando el soberano ofrenda una llama, la más bella de la manada, al dios Sol para exorcizar los demonios de la Tierra: las plagas que afectan los cultivos, las pestes del ganado, las injusticias y los abusos, pero por sobre todo para que no falten vicuñas en la pampa y para espantar a los cazadores furtivos.
Así, uniendo un ritual de carácter económico como el chaccu con la escenificación de la fiesta a la divinidad solar, Pampa Galeras se ha convertido en los últimos años en uno de los rincones de Ayacucho más atractivos para el turismo.
Casi al mediodía guardamos chompas y casacas pues el sol cae como plomo, quemando la piel y haciéndome olvidar el atroz frío nocturno. Por todos lados huyen las vicuñas trasquiladas que vuelven a las llanuras conservando un margen de fibra que les permite soportar el frío altiplánico. Pero la fiesta continúa en Puquio o en los anexos vecinos, donde la música, las danzas, el trago y las viandas de comida típica son compartidas por comuneros y forasteros, hermanados por los antiguos ritos andinos.
Cansado pero feliz prometo a los apus-wamani y a las pacarinas volver el próximo año para compartir esa incomparable experiencia del chaccu y del Inti Raymi en Pampa Galeras.




 
ISO 9001 : 2000
CERTIFICACION
Asesoría de Viajes,
Gestión de Operación Turística
&
Comercialización Electrónica de Boletos Aéreos

Pago en Línea




NUESTROS SITES DE VIAJES Y TURISMO
EN PERU
Cusco Perú
Machu Picchu
Camino Inca
Fotos de Perú
Hoteles en Perú Reservaciones
Vuelos en Perú

NUESTROS SITES EN AMERICA LATINA
ARGENTINA
Viajes & Tours
PATAGONIA
Viajes & Tours
CHILE
Viajes & Tours
ECUADOR & GALAPAGOS
Viajes & Tours
BOLIVIA
Viajes & Tours
MEXICO
Viajes & Tours
BRASIL
Viajes & Tours
COSTA RICA
Viajes & Tours







 


PERU TRAVEL | PERU REISEN | PERU VOYAGE | PERU VIAGGI | TURISMO EN PERU | PERU VIAGEM
Términos y Condiciones | Créditos del Site | Contactar Webmasters
Andinismo Pesca Parapente Cabalgata Ciclimo de Montaña Off Road 4x4 Canotaje
Escalada de Montaña Caza Submarina Tabla Caminata
Parques Nacionales Botánica Caza Fotografica Entomología Espeología Mariposas
Orquídeas Observación de Aves Selva


Actualización:  ©ENJOY CORPORATION S.A. Derechos Reservados.
 
PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
TRAVEL AGENCY
TOUR OPERATOR