PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
AGENCIA DE VIAJES
TOUR OPERATOR

LOS CAMINOS DEL PARIACACA

PERU

por
Enjoy Perú
Viajes y Turismo
Enjoy Peru Travel
Enjoy Perú Viajes
Página Principal
Mapa del Sitio
Viajes y Turismo
en Perú
Cusco
Machu Picchu
Lima
Camino Inca
Choquequirao
Puno
Líneas Nazca - Paracas
Arequipa
Colca
Huaraz-Callejón de Huaylas
Ayacucho
Cajamarca
Trujillo
Cotahuasi
Playas del Norte
Chachapoyas
Kuelap
Manu
Iquitos
Tarapoto
Tambopata
Puerto Maldonado
PERU
Mapa del Perú
Fotos y Galería Multimedia de Perú
Crónicas de Viaje
Enjoy Perú
Temas Especiales
Revista "Conozca Perú"
Ayahuasca
Medicina Tradicional

Turismo Rural
Cosmovisión Andina
Calendario Turístico
Manual de Supervivencia en la Selva
Gastronomía Peruana
Tour Operador y
Agencia de Viajes


ENJOY PERU S.A.
Oficinas Principales
Schell 343 - Of. 607
Miraflores - Lima 18
PERU
Tel: +51 1 702-2000
Fax: 511-445-1750

LLAMADA GRATUITA:
USA: 1-800-790-2961

www.enjoyperu.com



  Andares - Enjoy Peru
Tours en Perú Deportes de Aventura en Perú Naturaleza en Perú
Hoteles en Perú Información Util de Perú Testimonios
Responsabilidad Social Empresarial

Líneas Gratuitas: USA: 1-800-790-2961
Línea Local:   España - Barcelona: 0034-931846831   Argentina - Bs. As.: 0054-1159175461
UK - Londres:   4-203-393-8867

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 9 am - 6 pm     GMT - 5 horas


Página Principal

ANDARES

LOS CAMINOS DEL PARIACACA

La primera parada la realizamos en el criadero de truchas de la SAIS, con sus pozas repletas de truchas arco-iris y su laboratorio de crianza y conservación, desde donde son comercializadas a las principales ciudades del Perú y exportadas a países del Grupo Andino. Luego de visitar sus instalaciones bajamos a las orillas del río cercano para pescar unas truchas, comprobando que la zona puede convertirse en un paraíso para los amantes de la pesca con caña o cordel.
Guiados por don Paulino, seguimos una ruta a pie hasta el bosque de Puyas de Raimondi, ubicado en las alturas de CanchayIlo. El ascenso es agotador pero se justifica con la hermosa vista del valle donde se asienta la comunidad, salpicado de corrales con cientos de cabezas de ganado ovino y vacuno.
Nuestro altímetro marca los 4,300 m.s.n.m: cuando en un recodo del camino aparecen decenas de puyas apuntando al cielo azul, imponentes y erectas en un paisaje cubierto de ichu donde la escasez de oxígeno y el gélido clima no permite el desarrollo de otro tipo de plantas, menos aun de árboles. Allí permanecemos varias horas fotografiando y censando las puyas hasta contar casi medio centenar erigidas sobre las cimas de las montañas cercanas.
El descenso se hace menos pesado conforme vamos descubriendo misteriosos puquios que brotan desde el centro, de las montañas, con sus aguas cristalinas que nos refrescan y nos quitan la sed provocada por el sofocante calor de la puna. De retorno en la piscigranja de truchas, los comuneros nos reciben con una merienda de las truchas fritas (las que habíamos pescado horas antes), arroz, papas y el delicioso queso fresco de la zona.
Sinceramente dan ganas de quedarse en la zona pero debemos de continuar nuestra ruta hacia el Pariaqaqa.
A pocos minutos de la piscigranja nos detenemos para recorrer una ciudadela preinca que, según los lugareños, aún no ha merecido serias investigaciones arqueológicas. Las ruinas están construidas en la entrada de una quebrada escondida que termina formando un callejón donde se podría practicar escalamiento de roca en sus enormes paredes que parerecen cortadas a cuchillo y que alcanzan hasta cien metros de altura.
De vuelta a la camioneta seguimos la ruta hasta llegar a la intersección de los rías Pachacayo y Cochas. Allí el camino se parte en dos, siguiendo la ruta que va hasta Yauyos, a la izquierda, y la otra hacia Huarochirí. Elegimos esta última y el ascenso apenas si se percibe por la hermosa vista de las praderas altoandinas donde pastan cientos de cabezas de ganado.
Casi sin sentirlo hemos ascendido desde los 3,800 hasta los 4,200 m.s.n.m. donde gozamos la hermosa vista de manadas de alpacas pastando en sus corrales, de lagunas y cochas repletas de truchas y patos silvestres, algunas represadas por la SAIS para garantizar la provisión de agua en toda la zona. Luego de varias paradas para tomar fotografías en las orillas de las lagunas y para limpiar nuestros contaminados pulmones con el aire limpio y fresco de las altiplanicies andinas, nos extasiamos al pensar en una jornada de navegación y pesca en esas hermosas lagunas, con botes de goma, remando o aprovechando la fuerte brisa para impulsar botes a vela. Pero volvemos a la realidad y continuamos camino durante dos horas más hasta que en una curva aparece ante nuestros ojos el Pariaqaqa, lejano y majestuoso con sus cumbres gemelas cubiertas de nieve eterna, como su tradición. Una hora más tarde nos detenemos por orden de don Paulino en un recodo del camino, donde un riachuelo desemboca caudaloso en una de las tantas lagunas de la zona. Estamos a poco más de 4,800 metros sobre el nivel de la Rosa Náutica cuando nuestro guía nos sorprende internándose hasta las rodillas en las aguas heladas del riachuelo para extraer con las manos una trucha de cuatro kilos de peso que vuelve a echar al cauce. Y no lo podemos creer cuando al acercarnos contemplamos decenas de truchas luchando contra corriente en las aguas cristalinas.
Desde ahí emprendemos a pie un largo camino hacia las faldas del Pariaqaqa, abriendo trocha entre los matorrales de ichu de casi un metro de altura que crece en las pampas cercanas al nevado, y saltando por los riachuelos y espejitos de cielo que cubren la planicie.
En eso estamos cuando Pepe Alva olvida su cansancio y con sus cámaras en ristre rompe a correr hacia una pequeña quebrada donde aparece una enorme manada de alpacas, arreadas por dos jóvenes jinetes. El espectáculo nos hace olvidar la falta de oxígeno. Nos faltan pulmones para seguir de cerca esa inolvidable escena de cientos de alpacas marchando entre los pastizales de ichu teniendo como telón de fondo al imponente nevado Tunshu y las aguas celestes de la laguna.
Cansados y casi sin aliento emprendemos la ruta hacia nuestro destino. Ascendemos una leve cuesta cubierta de ichu cuando ante nuestros ojos aparece el Apu-Wamani Pariaqaqa, majestuoso con sus nieves eternas cubriendo la montaña casi hasta sus faldas, donde está una laguna de aguas oscuras poblada de patos silvestres.
Recorremos sus faldas hasta hallar los vestigios del camino inca, intacto pese a sus siglos de existencia e interrumpido por peldaños que ascienden hacia la cumbre para luego descender rumbo a Huarochirí, uniendo la vertiente Atlántica con la vertiente del Océano Pacífico de los Andes centrales.
Regresamos a la orilla de la laguna, y siguiendo a don Paulino nos ponemos de rodillas para brindar tributo al Pariaqaqa, este viejo dios Andino que se niega a morir.






 
ISO 9001 : 2000
CERTIFICACION
Asesoría de Viajes,
Gestión de Operación Turística
&
Comercialización Electrónica de Boletos Aéreos

Pago en Línea




NUESTROS SITES DE VIAJES Y TURISMO
EN PERU
Cusco Perú
Machu Picchu
Camino Inca
Fotos de Perú
Hoteles en Perú Reservaciones
Vuelos en Perú

NUESTROS SITES EN AMERICA LATINA
ARGENTINA
Viajes & Tours
PATAGONIA
Viajes & Tours
CHILE
Viajes & Tours
ECUADOR & GALAPAGOS
Viajes & Tours
BOLIVIA
Viajes & Tours
MEXICO
Viajes & Tours
BRASIL
Viajes & Tours
COSTA RICA
Viajes & Tours







 


PERU TRAVEL | PERU REISEN | PERU VOYAGE | PERU VIAGGI | TURISMO EN PERU | PERU VIAGEM
Términos y Condiciones | Créditos del Site | Contactar Webmasters
Andinismo Pesca Parapente Cabalgata Ciclimo de Montaña Off Road 4x4 Canotaje
Escalada de Montaña Caza Submarina Tabla Caminata
Parques Nacionales Botánica Caza Fotografica Entomología Espeología Mariposas
Orquídeas Observación de Aves Selva


Actualización:  ©ENJOY CORPORATION S.A. Derechos Reservados.
 
PERU - TRAVEL to PERU and HOTEL in PERU - TOURS in PERU - MACHU PICCHU - CUSCO

ENJOY PERU
TRAVEL AGENCY
TOUR OPERATOR